Archivo

Posts Tagged ‘flamenco’

Flamenco: unas calles, un barrio, un sentimiento

17 junio, 2011 1 comentario

Hoy es Viernes, y toca lo que toca y todos estabais esperándolo.

El post de hoy no nombrará a ningún personaje “desconocido”, y os aseguro que pasear pasearemos por esas calles, plazuelas y rincones tan típicos de nuestra Sevilla como solemos hacer los viernes, antes de irnos de fin de semana.

Hoy, toca un nuevo homenaje al Flamenco. Fechas atrás, no me atrevo a decir que muy lejanas, La Morada rindió un pequeño homenaje al Flamenco, particularizando dicha veneración en la figura de ese gitano caló que dedicó su vida al cante, al baile y a lo que los “barandas” del lugar se les antojara por cuatro “perras”, comotivo de su nombramiento como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Hoy, me acuerdo del Flamenco por un motivo muy especial. Mañana, en esa ciudad coqueta y pequeñita de más allá de la Muralla, entre arcos califales, adoquines y puentes romanos y alguna que otra plaza clasista, tendrá lugar un evento que se ha convertido en obligatorio para todos aquellos que amamos el cante “jondo” y los “quejíos” que salen del corazón… Mañana, patrocinado por su Ayuntamiento, la Fundación Tres Culturas, Capitalidad 2016, Casa Árabe entre otras, disfrutaremos en Córdoba de su Noche Blanca del Flamenco.

-¿Noche Blanca? Será Noche oscura, como mucho con los reflejos de una Luna que no quiere perdérselo…- Pues no querido, Noche Blanca, y blanca porque además, todas las actuaciones montadas en muy diversos escenarios por toda la ciudad son gratis. Personajes como José Mercé, Miguel Poveda, Pitingo, Raimundo Amador, Arcángel, El Lebrijano, Enrique Morente y otros tantos han desfilado por plazas, plazuelas, calles y jardines de esta ciudad hermana brindándonos sus mejores repertorios a coste cero para los asistentes…

Este año acuden a Córdoba Eva la “Yerbabuena”, Niña Pastori e India Martínez que compartirán escenario, Diego Carrasco y Tomasito, Javier Ruibal y otros más. Destacar las actuaciones de Niña Pastori e India Martínez y la actuación, bien entrada la noche, de Miguel Poveda y la Orquesta de Córdoba allá por el Teatro de la Axerquía. Leer más…

Anuncios

Codex Moradensis, vol.18

Hoy, como cada sábado, tenéis disponible una nueva edición de esta locura hecha “periódico digital”.

Ciencia, curiosidades y datos de interés se mezclan para dar algo de lo que nos sentimos muy orgullosos en La Morada.

No pierdas un segundo más y lee  CODEX MORADENSIS 

Flamenco. Nuestro Patrimonio

16 noviembre, 2010 5 comentarios

Yo soy aquel probe caminante
que con su petate siempre a cuestas va
yo voy andando camino adelante
siempre buscando dónde descansar

Así, así se ha sentido toda la vida el calé que currelaba por tascas y tabernas pa buscarse unos reales que echarse a la boca. Cuando volvían a casa, con los 3 tintos que cualquier baranda le echaba, miraba a sus churumbeles y le decía a la gachí: “aquí tie´el parné, que le sacao a los payos”. “Mira las horas que son, casi la endiño por el biruji que hace y tú con la cudela que apareces…”. Con sandunga le canturreó el gachó:

No tengo ná que ofrecer
un conuco, un gallo y un lucero.
Y la luz de la mañana
que entra por mi ventana, cielo.
Y los ríos y la montaña.
Y el viento que peina tu pelo.
Yo quisiera ofrecerte el mundo
y no puedo.

“Anda pasa, échate en la piltra y no me cameles más…” y fin del chamullo.

Así pasaron los días, unos con más suerte, otros con menos. Payos, gitanos, todos llevaban el arte que corría por sus venas de tablao en tablao, pa poder jamar algo.

Me vienen a la mente cantaores que pasearon su gracia y su salero allá por dónde les dejaban actuar, Chiquito de Camas, Enrique el Culata, La Perrata, El Carbonerillo, Pericón de Cádiz, y así cientos de artistas desconocidos en su mayoría y por la mayor parte del pueblo. Otros tuvieron más renombre, Pepe Pinto, Manolo Caracol, Antonio Mairena, la Niña de los Peines, El Chocolate, D.Antonio Chacón, Vallejo,…padres y abuelos, todos, de los flamencos de ahora, José Mercé, Tomatito, el gran Paco de Lucía, Enrique y Estrella, Niña Pastori, Arcangel, El Cigala, Niño de Pura,…

Pues achibé, el cante jondo, ese que transmite el sentimiento que hemos mamao desde “chiquetitos” acá por nuestra tierra, madre Andalucía, y que durante tantos años ha sido significado de miseria, hambre, gitaneo barato y mucha incultura, es considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad…Patrimonio Cultural, es decir, Cultura con mayúsculas…Me alenda y me alandea tal decisión. Qué dirán ahora esos analfabetos que han vivido criticando la “chabacanería” de esos vecinos de Corral, en Triana, – ¡¡Viva la Soleá!! – o de esas Casa Puertas de Cádiz y Jerez cuando con ese compás se canturreaban bulerías, y llenaban sus corazones de alegrías con las mismas…

No naqueres más de mí
no des lugar a que te diga
lo que no te han dicho a ti

Mis últimas palabras, no tienen más que un único sendero, sólo pueden ir encaminadas a una persona, una de esas que pasan a la historia. Otra que ve enturbiado su recuerdo por su mala suerte, la del probe que se ve con tres perras en el bolsillo y lo llevan, supuestos amigos de corazón, de camelo en camelo, pa que les pague las convias…eso y, nuevamente, el afán de conocer lo desconocido.

Hizo con su vida, lo mismo que con el flamenco, descubrir, innovar y conocer todo lo que se puede hacer con una guitarra, una voz desgarrada, parné y todo el arte que puede caber en el cuerpecito de un chavea de San Fernando.

Estoy viendo, en la ventana
hay un azul de mañana temprano
un azul muy triste limpio y dorao,
hay un azul de mañana temprano
un azul mu triste limpio y dorao.

Sentaito en la plazuela
brilla la luna
brilla la luna.
En sus paeres blancas
ventana oscura ventana oscura.
Y en esta vieja plazuela
del pueblo mío del pueblo mío,
ahi donde me daban consejos
ahí donde me daban consejos
siempre iba a lo mío
siempre iba a lo mío,
y no sabia que hacer
tantos consejos me daban
que mi aire iba bien.

Después me nació un clavel
pa alegrarme a mi los dias
y ahora que tengo los 3
que mas le pio a la vida,
que en el jardín de mi casa
nunca falte la alegría.

Vivir y soñar, vivir y soñar
solo voy buscando mi libertad.
Vivir y soñar, vivir y soñar
solo voy buscando mi libertad.

José Monge, Camarón de la Isla, descansa en Paz, que unos gachós han estao al liquindoi, acaban de alachar tus cantes y ya han dado el visto bueno para que el mundo te admire…

A %d blogueros les gusta esto: