Archivo

Archivo del autor

Con la Iglesia hemos topado, otra vez

6 agosto, 2011 4 comentarios

No hay frase que mejor describa lo que ha ocurrido con las declaraciones vertidas, ¿o debería decir vomitadas? por el Cardenal valenciano Cañizares, aunque también valdría “cada vez que habla sube el pan”.

Según el prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos el principal problema de Europa no es el económico, aunque hay que admitir que es grave (menos mal), sino que fundamentalmente el problema es el olvido de Dios lo cual lleva a la autodestrucción…

Al leer estas declaraciones me vienen a la cabeza mil palabras y creedme que ninguna de ellas puedo escribirlas por miedo a la censura… ¿Este ser de dónde se ha escapado? No sé si de alguna isla desierta donde no hay formación, información ni nada que se le parezca. Ahora resulta que toda esta situación que estamos viviendo donde cientos de familias se quedan en la calle por no poder hacer frente a los pagos de sus hipotecas, otras tienen que recurrir a ayudas sociales porque no tienen para comprar un bollo de pan, otras se quedan en el paro sin ningún tipo de indemnización ya que sus empresas han entrado en quiebra, etc… pero no nos dejemos engañar, esto es por no creer en Dios tanto como antes… ¿Sabíais que Dios nos paga las hipotecas, nos da de comer, nos busca trabajo y nos da un techo? Leer más…

Anuncios
Categorías:Mis batallas Etiquetas: , , ,

Aída, “Diosa” de la polémica

Yo Ayfe, haciendo honor a la que fue mi antecesora, líder de las Amazonas sometidas del héroe irlandés Setanta, no puedo resistirme y me entrego al espíritu guerrero que llevo dentro, dejando correr, en este caso, ríos de tinta y de pensamientos que escapan a mi control.

No puedo más que levantar mi flecha y empuñar mi arco y disparar con fuerza al objetivo de mi desdén; Aída Nízar, esa que se llama a sí misma un valor en alza de la televisión de estos tiempos que corren.

Esta “Diosa” de la polémica hace que desespere en mi empeño por dar una oportunidad tras otra a las personas, o mejor dicho, personajes de tres al cuarto, que irrumpen en un medio de comunicación para cargarse todo lo que significa periodismo y trabajo bien hecho. En ella la palabra dignidad y profesionalidad no encuentra su significado, diría que lo pierde. Actúa como una “devoradora” del sentido común, convirtiendo aquello que toca, nombra o visita en un circo mediático difícil de soportar. Y es curioso, haciendo el mismo tipo de televisión que la “Princesa del pueblo”, levanta odios extremos, como el que levanta en mi persona.

Orgullosa, altanera, maleducada, diva venida a menos, engreída, humillante, chirriante a los oídos de quien es capaz de escucharla más de cinco minutos seguidos, esta mujer “nacida para comunicar”, según sus propias palabras, ha evolucionado y se ha convertido en un ser “nacida para vomitar”, esta vez según las palabras de esta Amazona irlandesa que se estrena ante los miembros de esta Morada. Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: