Archivo

Archive for the ‘Los dioses’ Category

Silvester Stallone, el potro de la constancia

Hoy seis de Julio, con más de treinta grados a las 00:45h me dispongo a recordar un icono, un personaje, un actor, un mito…

Hoy seis de Julio recupero una sección que empezó en La Morada allá en los inicios cuando nos leían cuatro gatos y medio, y uno de ellos se la mía…

Hoy seis de Julio vuelve a inaugurarse la sección que nunca llegó a cerrarse oficialmente de los Dioses de La Morada.

Si recordáis la filosofía de esta sección, aquí deidades las justas, aquí como ya dejé claro en el post FE, lo importante son las personas, personas reales, o personajes de ficción que perfectamente representaban unos valores, y que sobre todas las cosas cumplían con el único mandamiento que se le exige a todo miembro de esta tribu: hacer felices a los demás.

Hoy, vuelven los dioses, y lo hace el día que cumple 65 años, pero el personaje, no el icono, ni imaginar que sea el mito…hoy cumple 65 años su creador. Esa persona que decidió un buen día crear un personaje, un mito, una leyenda y que de forma sublime interpretó en la gran pantalla. Hoy cumple 65 años Silverter Stallone, uno de esos actores que tiene sectorizados los gustos. Los hay que dicen que es lamentable, otros que tiene alguna película o actuación buena y otros entre los que me incluyo, que piensan que es un dios; uno de esos que encaja perfectamente en La Morada.

¿Y por qué? Pues muy sencillo, aunque complejo a la vez. Allá por los albores de la década de los 70, este decente actor, hasta la fecha, tuvo la brillante idea de crear un guión que la inmensa mayoría de los mortales piensan que es de boxeo. Parte de razón tendrán, ya que hace pocas fechas, ROCKY ha pasado a formar parte del Hall of Fame del Boxeo, según el Consejo Internacional de dicho deporte. Pero más allá de un saco perdido en un mugroso gimnasio y unos guantes, de una escupidera de lata en el rincón de un viejo cuadrilátero y un cascarrabias entrenador, aparece en escena la humildad hecha carne, la sencillez del que poco le pide a la vida y se conforma con lo que posee, el envilecimiento que conlleva esta situación, la cual con mucho se pudiera parecer a la decencia… Y aparece un joven boxeador de suburbios, de ring dónde lo que menos se practica es la nobleza del boxeo , un chaval acabado que se “deja” pegar por unos míseros dólares que conforme los recibe, los entrega en una recatada casa cuya única misión es resguardar la pecera dónde viven sus dos lindas tortugas.

Silvester, allá por 1976 estrenó lo que se podría llamar “Lo que el viento me trajo” o “Un tranvía llamado constancia”… A este icono de sencillez, timidez y llaneza, sin querer y por eso que se dice en mi tierra de estar en el lugar adecuado a la hora precisa le tocó la tómbola en forma de combate contra el “invencible” Apollo Creed, el cual representa, inicialmente, todos los pecados capitales: soberbio como nadie gracias a su poder, fama y riqueza. El Campeón de los Pesos Pesados, aún sigue siendo un icono del Merchandising, y una máquina de vender, lo cual lo lleva a ser avaricioso como el que más. Es por aquello que dicen que el “que tiene quiere más”…el pobre lo traduce en “el dinero llama al dinero…” Y claro está, en estos casos y creyéndose el Rey del Mambo, la lujuria y la gula en forma de fiestas y su pereza a la hora de entrenar son consecuencia de todo lo anterior. ¿Qué ocurre? Pues que el menesteroso se encuentra ante la oportunidad de su vida, pero no de ganar, ni mucho menos de competir; su único afán, como bien le enseña su entrenador, es no caer malherido en alguno de los primeros asaltos… Leer más…

Anuncios

Kubrick, la fotografía y la mecánica

7 marzo, 2011 6 comentarios

Hoy retomamos una nueva sección, un poco abandonada, como es la de los dioses de la tribu.

Hace 12 años, se evaporó, término adoptado por uno de sus grandes personajes, Alex DeLarge, el gran fotógrafo de la historia del cine. Su profesión director de cine, su afición la fotografía.

Un amateur como el que escribe en temas fotográficos admira profundamente a este genio ya que si grandes fueron todas sus obras, mejores fueron las fotografías que tenían dichos rollos.

Stanley, newyorquino de nacimiento no se caracterizó por ser el típico director. Su cerebro no estaba diseñado para realizar películas en serie. Me atrevería a definir su obra como un conjunto de fotogramas interpretados.

Quién no ha visto Espartaco…pero no la serie magnífica que emiten en digital +, no, la película, la de verdad, en la que Kirk Douglas y Laurence Olivier hacen la interpretación de su vida metidos en el papel de dos gladiadores para la historia… Un guerrero tracio sin escrúpulos, esclavo porque lo dice el destino. Destino que el propio Espartaco se dedica a cambiar…

Leer más…

Sueño de un barriero

26 noviembre, 2010 1 comentario

     “Yo sueno flamenco, yo canto distinto, yo lo llevo dentro porque lo he vivío…”

     Tan verdad como que:

Que ahora con el microclima
no se sabe cuando llueve,
para combatir recuerden,
salgan todos con paraguas siempre.
Que por culpa del ozono
ahora el sol da su paradoja,
dice que el calentamiento es por culpa
de los bares de luces rojas.

     Letras como estas y otras aún más reivindicativas han hecho de José Luis Figuereo Franco el eje del nuevo flamenco ¿nuevo? Que incultos…

     El sueño de este gadita empezó de mu chico con su guitarra, a cuestas, acompañando a grandes cantaores y bailaores.

     Su nombre, me reconocerán, flamenco, lo que se dice flamenco no es, así que lo bautizaron artísticamente como El Barrio. ¡Qué gran acierto!

     Recuerdo el riesgo de un pequeño adolescente que empieza a escuchar y definir sus gustos musicales comprándole uno de sus primeros cassettes a un desconocido con sombrero…¡Otro gran acierto! Por desgracia, no se escuchaba, no lo conocía ni Dios, pero a mí me gustaba su forma de flamenquito:

A ve que hacemos con tu mare
porque me gustas tú
y me gusta el cantecito
y a mí no se me pue´quitar
lo que llevo desde chiquitito.
Tu mare, tu mare, tu mare,
anda y ve dile a tu mare
mi forma de flamenquito.

     Poco a poco fue haciendo un hueco en el difícil mundo del flamenco. Los puristas no lo entendían pero él pasaba y se fue al mundo para demostrar tó lo que llevaba dentro.

     En su disco La fuente del deseo incluyó unas bulerías, que para el que escribe son, con diferencia, las mejores de su repertorio:

calla,calla
y no te metas en mi mente, no
y no te metas con mis años,
que no que mira, que mira,
mira que soy un desengaño
no creas que esa noche te bese,
fue por puro amor,
fue una noche loca de tantas y tantas primita que el viento la llevó
calla,calla
no pienses ni siquiera en algo nuestro
no tienes derecho a pensar
ni tú eres la princesa de un cuento, ni yo, soy el típico don Juan
por eso calle, por eso calla, por eso calla…

     El tío del sombrero como muchos lo conocen, prosiguió con su discografía y empezó a sonar y a hacer soñar a todos los que lo seguíamos casi de forma incondicional ya que nos trae a la mente a jóvenes soñadores como Jesús de la Rosa, nada más y nada menos que el solista de Triana o a Medina Azahara. ¡Qué gran versión de Tu frialdad! “Cada noche mi vida es para ti, como un sueño cualquiera y nada más,….”

     Hoy con motivo del concierto con el que cierra su gira Duermevela (22:00h Pabellón San Pablo) subirá a los altares de La Morada como el Dios del Rock Andaluz.Con tu permiso de Jesús…

     Nunca olvidaré el día que asistí a su concierto, de esta misma gira, en el Pabellón de San Pablo, igual que esta noche. Sombrero bien colocao, bien acompañao por unas barrieras y suena el tic-tac  tic-tac  tic-tac…que nos llevó a un profundo sueño de emociones recordando sus grandes temas. Uno de ellos, de los que pasan desapercibidos por no ser escogido como single dice algo así:

Al atardecer
cuentan que se ve
entre sombras la figura
de aquel moro
hechizada.
Por perder un día Granada.
Dicen que es verdad
que su alma está
encantada por perder un día Granada.
Y que lloraba
cuando el sol se va
se le escucha hablar
paseando su amargura por la Alhambra
recordando
y llorando por Granada.

    

     Nunca olvidaré este momento ya que no me esperaba que la incluyera en su gira. Prosiguió con su versión ya nombrada de Tu frialdad. Miles de personas cantando mechero (y móvil) en mano…¡Momentazo!

     José Luis es otro de esos genios que si hubiera nacido en la Europa de Mozart, Beethoven, Bach o Vivaldi, hoy sería recordado como un gran compositor. Pero no, nació en 1970 y en el barrio Santa María y aún así logró componer una letra que no tiene una poesía cultivada, no usa un lenguaje culto, ni tan siquiera tiene pellizco, pero tiene algo, lo más importante que debe tener una composición musical, engancha. Engancha y ha sido catalogado como himno. ¿Habrá algo más importante para una obra musical? Miles de personas la cantan, la sientes y sirve de nexo de unión para chavales de todos los rincones que se sienten arropados bajo la sobra alargada de un sombrero…Su orgullo, es el nuestro:

Hay gente que se pregunta,
porque en todos los conciertos,
nos reunimos tanta peña,
porque todos con sombrero,
pase pronto que le explico,
pase pronto caballero,
verá usted gente con arte,
y con mucho sentimiento.

somos distintos, (somos distintos)
todos cantamos, (todos cantamos)
somos amigos, (somos amigos)
somos humanos, (somos humanos)
tenemos un himno, (tenemos un himno)
que por bandera, (que por bandera)
si quieres oirlo, (si quieres oirlo)
Pues no se mueva, no se mueva, no se mueva, no se mueva…

Somos los barrieros
y venimos todos a una
debajo de mi sombrero
mi alma blanca, blanca como la espuma
Orgullo de barriero
bohemios y soñadores
no tenemos más fortuna que nuestra luna, el sombrero y las canciones…

     ¡Miembros de la Morada¡

     Sombrero puesto. Presenten sus respetos D.José Luis Figuereo Franco, El Barrio, que desde hoy es nuevo Dios para nuestra tribu.

     Me voy como llegué, cantando por El Barrio:

     “Dicen que los años son como una cuesta, que son como el levante que trastocan la cabeza. Yo he cogido los años, los he metido en una cesta y he hecho este temita para empezar este fin de fiesta, ay!!!”

Categorías:Los dioses Etiquetas: , , ,

El solista irreverente

23 noviembre, 2010 1 comentario

Veinticuatro de noviembre de 1991, número capicúa. Su primer par nos muestra, curiosamente, el número de años que hace que se fue. Se fue el Máximo Dios del Rock como lo catalogaron en su día, y como no puede ser de otro modo, hoy subirá a los Altares de La Morada.

Otro adelantado a su tiempo, personaje irreverente que hacía todo lo posible por ser feliz, hacer feliz y descubrir todo lo bello de la vida a pesar del mundo en el que le tocó vivir.

Años 70 y 80, Estados Unidos, salvo la excepción de Jimmy Carter, vive bajo el mandato republicano de presidentes tan conflictivos como Richard Nixon o George Bush, así como del actor Ronald Reegan, el cual se bajó del caballo y soltó las armas en la ficción para retomarlas en la vida real. Americanos…

La música se vivía como un modo de protesta, no como ahora que OT colapsa la tele y la publicidad. Y entre los tipos destacados, ahí estaba siempre él, Freddie Mercury. Quién no recuerda sus pelucas con toques femeninos, sus pintas, sus coloridos y sus disfraces. Nunca olvidaré cuando se presentó en un concierto vestido como el mismísimo Rey del rock: corona dorada, pantalón blanco y atuendos reales. Todo en un perfecto terciopelo rojo.

1984, su grupo, QUEEN, en pleno conflicto del Apartheid, se marchan a Sudáfrica a hacer un concierto. Imaginaos las críticas desde EEUU…

Parece curioso, que todos los personajes que pasan últimamente por La Morada han muerto en condiciones “extrañas” o han rozado la muerte con sus acciones. Pues sí, este guerrero, micrófono en mano luchó por su gente, hasta que el SIDA se lo llevó. Las versiones oficiales dicen que fue una neumonía, pero no engañan a nadie. Gay confeso, y genio entre genios, dejó obras para la historia, para que se estudien en Conservatorios y Universidades.

Voz entre voces. ¿Tenor?¿Rockero?¿Barítono?¿Baladista? Yo diría más bien que cantaba lo que le daba la gana y cómo le daba la gana. Lo mismo interpretaba un “We are the Champions” en Wembley, que se ponía al lado de la mismísima Montserrat Caballé y clavaba sus tonos. Curioso.

No pretendo recordaros la innumerable colección de obras de arte que salieron de su propia pluma y mucho menos las que cantó al lado de su grupo. El mismo que terminó de pasar a la historia justo cuando su solista murió. Durante los años 80, Queen era un magnífico grupo de Rock, grandes temas e inmejorables conciertos, pero fue la muerte de Freddie la que desencadenó que hoy por hoy se consideren un grupo de leyenda.

Días antes, cuando ya sentía que se le iba la vida tras cada golpe de tos, escribió la que para muchos, e indiscutiblemente para el guerrero que escribe, es la mejor canción de todos los tiempos. Hay que tener unas pelotas muy gordas para ver que te mueres y escribirle a tu grupo que “Show must go on”, es decir, que cuando él muera, el show,el espectáculo debe continuar…Ese es el espíritu de un tío grande.

Empty spaces – what are we waiting for
Abandoned places – I guess we know the score
On and on
Does anybody know what we are looking for

Another hero another mindless crime
Behind the curtain in the pantomime
Hold the line
Does anybody want to take it anymore

The show must go on
The show must go on
Inside my heart is breaking
My make-up may be flaking
But my smile still stays on

Whatever happens I’ll leave it all to chance
Another heartache another failed romance
On and on
Does anybody know what we are living for
I guess I’m learning
I must be warmer now
I’ll soon be turning round the corner now
Outside the dawn is breaking
But inside in the dark I’m aching to be free

The show must go on
The show must go on – yeah
Ooh inside my heart is breaking
My make-up may be flaking
But my smile still stays on
Yeah oh oh oh

My soul is painted like the wings of butterflies
Fairy tales of yesterday will grow but never die
I can fly – my friends

The show must go on – yeah
The show must go on
I’ll face it with a grin
I’m never giving in
On with the show

I’ll top the bill
I’ll overkill
have to find the will to carry on
On with the
On with the show I

The show must go on.

¡¡Miembros de La Morada!!

Presenten sus respetos a Freddie Mercury, nuevo Dios de La Morada, por derecho propio.

Categorías:Los dioses Etiquetas: , , ,

El Tango del Diego

2 noviembre, 2010 2 comentarios

     Como dijo el poeta argentino, “volver con la frente marchita”, así se viene a nosotros el personaje que hoy subirá a otro paraíso, el celestial de La Morada.

     Si fuera de ascendencia romana, su letra favorita sería la X, y no porque le gustara empatar, precisamente.

     Este genio que hoy vuelve a aparecer en nuestras vidas ya lo hizo, como Curro, allá por 1992 cuando en Sevilla celebrábamos la EXPO´92 que tanto cambió la cara de nuestra Hispalis más añeja. “Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno” decía Gardel.

     1960, Buenos Aires, nace un regordete en Villa Miseria. Curioso lugar para nacer. Más que curioso desafortunado. Hambre, suciedad, robos,…ese es el lugar que vio nacer y crecer a D. Diego Armando Maradona, de segundo apellido Franco. ¿Quién no ha visto imágenes del  pequeño Diego golpeando un trapo cosido a modo de balón de reglamento, ¡¡cómo los buenos!! “La vieja calle dónde me cobijo, tuya es su vida, tuyo es su querer”.

     Y se preguntaréis qué méritos ha hecho el Diego, como a mí me gusta llamarlo. Ni barrilete cósmico  como Victor Hugo, ni el Pelusa. Simplemente el Diego. Pues os lo explico. Este pequeño argentinito, ya nació con hambre, mucha, la que se estilaba allá por la Boca, y mucha sed, de triunfo. Nada ni nadie pudo impedir que este pibe cumpliera su sueño y el de otros muchos que lo elevan a los cielos más argentinos.

     Cuando contaba con muy pocos años, 16, debutó en La Bombonera, pero la de Boca…su estadio, el de su equipo con mayúsculas. Cantaba el trovador: “Y aunque no quise el regreso siempre se vuelve al primer amor.” Su destino estaba escrito.

     Pero lo hizo con la camisola de Argentinos Jrs su primer equipo en la élite. Seis meses después de sus primeros pasitos, siempre zurdos, debutó con la que sería su santo y seña, la albiceleste. Tuvimos el orgullo, los que lo recuerden de ver al Diego corretear por las verdes praderas junto a Naranjito, allá por 1982, justo antes de fichar por el equipo del FC Barcelona. Salto a Europa y comienzo de una nueva era en la Historia del Fútbol y de toda la Humanidad. Poco a poco, se fue convirtiendo en lo que a día de hoy es, el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos.

     En Nápoles, vivió lo que el poeta sintió, que “veinte años no es nada, que febril la mirada, errante en las sombras te busca y te nombra”. Muchas. Miles, millones han sido las críticas y las personas que lo han derrotado, que lo han tirado por tierra por cometer un error. El mayor de su vida, el que le hipotecó su alma al diablo. Las drogas.

     Voy a jugar a ser abogado del diablo, y con ello perderé una nueva batalla…

     Imagínense ustedes, alguno seguro que se siente aludido.  Pequeño, mucha hambre, mucha mierda  en tu casa, mucha mierda en las calles y más mierda en “lo´alto”. Las moscas no permiten que te lleves tus sucias manos a la boca para saborear con ansias una pequeña hogaza de pan. Tu única diversión es darle patadas a un balón, flojito, no vaya a ser que te rompa una uña, porque de botas Nike nada de nada, ni tan siquiera unas de aquellas MARCO con la que tanto disfrutábamos de chicos. De buenas a primeras, te llega la fama, el dinero, las mujeres, el éxito y tú sin saber leer ni escribir correctamente. Ya sabemos lo que implica todo esto, como los donettes, “ que te salen amigos por todas partes” ¿y qué amigos? Pues gentuza de todo tipo, siempre, de la peor  calaña. Regulares, malos, traidores y sobre todo de los que te ríen las gracias para que pagues la “conviá”…Buenos ninguno.

     Eso, sólo eso fue lo que le pasó a este argentinito de veintipocos años. Se vio con 3 “perras” en el bolsillo y pensó que se le acababa el mundo. Digamos que estaba en el momento preciso, a la hora precisa y en el lugar idóneo para terminar como terminó. Nápoles. Los títulos que conquistó para este equipo de tres al cuarto quedaron totalmente ensombrecidos por sus juergas, sus putos vicios y sus malas compañías.

     Y me diréis que por qué hay que perdonarlo, pues muy sencillo. Caer, parece muy fácil, y más cuando uno reúne todos los requisitos que tenía el Diego, dinero, ignorancia, ganas de descubrir y vivir lo desconocido y más dinero… Pero más difícil es volver. Y lo hizo, aunque vivan en él los recuerdos del infierno para siempre. Cada noche tararea este tango:

Tengo miedo del encuentro
con el pasado que vuelve
a enfrentarse con mi vida.

Tengo miedo de las noches
que pobladas de recuerdos
encadenen mi soñar.

Pero el viajero que huye
tarde o temprano
detiene su andar.

     Y nunca huyó de lo que hizo, nunca detuvo su andar, lo asumió e hizo ver al mundo su error. Y consiguió su premio más allá de mundiales, ligas y copas. Su premio fue vestir la Sagrada Casaca Blanca de tu/mi/nuestro Sevilla Fútbol Club (cómo le gusta al Filósofo…) Su X romana a la espalda. Gracias Diego por brindarme esa decena de toques a una naranja de reglamento o a ese papel plata del bocadillo de mortadela.

     Este señor, bajito, mal educado y con aires de prepotente, hizo feliz a todo aquél que lo vio jugar, a todo aquél que le reza allá por Su Iglesia, en Argentina, y a todo aquel sevillista que recuerda sus goles por la escuadra, su barriguita prominente y esa camiseta Bukta… ”Vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo que lloro otra vez”.

     Como dijo el charrúa: ”La va a tocar para Diego, ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, deja el tendal y va a tocar para Burruchaga… ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta… Gooooool… Gooooool… ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme… Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos… Barrilete cósmico… ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2 – Inglaterra 0. Diegol, Diegol, Diego Armando Maradona… Gracias Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2 – Inglaterra 0”.

     ¡¡Miembros de La Morada!!

     Presenten respetos, con categoría superlativa a D. Diego Armando Maradona Franco.

 

Categorías:Los dioses Etiquetas: , , , ,

Beatificación del Jugón

16 octubre, 2010 8 comentarios

     Dieciséis de Octubre. Hace un año. Nadie podía esperar dicha noticia. Amanece el guerrero con la triste nueva de que él se ha ido, y en mi cabeza una duda me asola ¿y ahora quién lo hará?

     Vuelvo hoy, 16 de Octubre de 2010, justo cuando Michael Jordan ha dado el consentimiento para volver a las consolas, y recuerdo su increíble martilleo, esa metralleta de fondo. En la pantalla un tal MJ23, “Air” para nosotros, a su lado tratando de defender, Russel y Hornachek, “el virginiano” y de pronto se eleva, y acompaña, quizás la hace grande, quizás pequeña… ”ratatatatatatatatatatatatatatatatatatata” “¡¡¡jugón!!! ¡¡¡jugón!!! ¡¡¡jugón!!! ¡¡¡jugón!!! ¡¡¡jugón!!!” siempre acompañado de su inseparable “Crónica en rosa” Antoni Daimiel que en ese momento, justo en ese segundo en el que Michael se eleva hacia los cielos dejó para la historia de aquellos que amamos el basket y sobre todas las cosas, la NBA su ya mítica postilla de: ” Dios volvió a disfrazarse de jugador de baloncesto”.

     No dejaba a nadie indiferente, pequeño, muy pequeño, rechoncho, siempre presumía del placer de degustar una comida, siempre en buena compañía, y una buena tertulia.

     Y qué decir de su estilo. Si no eres Andrés, no te lo pongas. Recuerdo combinaciones de colores y estilos imposibles de soportar, pero a él le quedaban bien. Camisas a cuadros, con rombos, con flores de colores estrafalarios, eso sí, su pajarita, esa que antes de marchitarse se lo llevó para que hoy suba a los altares de La Morada.

     Quizás haya alguien que piense el por qué de tal consideración para los miembros de esta tribu. Muy bien, te lo explico. El único Mandamiento de La Morada, como ya os relaté, consistía en hacer realidad los sueños de los demás, en hacer mejor y más feliz el mundo y los seres que te rodean.  Desde el segundo uno, Andrés te sacaba una sonrisa. ¿Quién no ha cambiado alguna  vez de canal al ver que era su día de descanso? “Pufff, ¿éste? Vaya tostón de partido” Y es que la comunión Montes-Entertaiment era para toda la vida. “That´s entertaiment, turú tu tururú tu turú…”. Recuerdo una entrevista que le hicieron en su casa, -¡Vaya saloncito! querido Andrés- una estantería de cristal que rodeaba toda la habitación, con CD´s. Discografías infinitas, con sonidos de todos los colores, especialmente sus sonidos de la Motown de Detroit.

     Pues sí, este madrileño pasa a ser el tercer miembro del Olimpo de los Dioses de La Morada por inventar decenas de “Clubs” para catalogar a los jugadores. El Club del Gourmet, el de estopa-mix, zicuta-mix, el club del leñador con “Luck,Luck,Luck” a la cabeza…¿y sus motes? “Etiqueta negra” Wallace, “Hilo de seda” Houston, “Muñequita linda” Curry, su cariñoso “E.T.”, “La lengua más larga de la liga” KG, Phill “El señor de los Anillos “ Jackson o sus míticas frases: “¡¡¡Por el artículo 34!!!” “¡¡Willmaaaaaaaaaaa, abreme la puerta…!!””Eso no es un balón, es una mandarina, Daimiel…”

     Miembros de la Morada, pónganse todos en pie y presenten respetos al nuevo Dios.

     Andrés Montes González, te fuiste y me dejaste con la duda de “¿por qué todos los Jugones sonreís igual?”

Categorías:Los dioses Etiquetas: , , , , , , ,

La Gran Muralla

25 septiembre, 2010 2 comentarios

     Como toda Tribu que se precie, nosotros, los miembros de La Morada también tenemos nuestros propios dioses. Dioses, terrenales todos, más o menos fantásticos, pero que nos aportan unos valores en los que apoyarnos en los malos ratos.

     Los Dioses de esta morada no hacen milagros, hacen realidades los sueños de los demás. Primer y Único Mandamiento de esta tribu democrática y muy creyente. Os aseguro que cada cree en una cosa… ¿Será La Morada un manicomio? Se aceptan opiniones. 

     Sin más, paso a “presentaros” a los primeros señores (dioses para nosotros) que pasarán a ocupar un lugar de superlativa trascendencia en nuestro anillo más empíreo.

     Uno, el mayor, procede del antiguo Reino Taifa de Zaragoza, gobernado por A´hmad Al-Mustaín II, compadre por aquel entonces de Muhammed ibn ´Abbad al-Mútamid (¿recordáis la sevillana? …que si quiere mis amores, mis amores me tendrá que camelar….) gobernador de la Taifa de Sevilla. De esta época le viene la conexión…Más concretamente, desciende del Rey Alfonso I, del que heredó el pseudónimo del Batallador.

     Allí debutó y lo proclamaron Caballero de Honor, de tal modo que la tribu separatista del Reino catalán lo reclamó para defender el emblema de la cruz roja y las franjas escarlatas y ambarinas.

     Causó pavor, miedo incontrolable en sus rivales durante los once años que estuvo batallando por los prados de toda Europa hasta que se arrodilló prestando servicios y jurando por su vida, ante el Rey Santo.

     Libró miles de batallas enfundado en la Sagrada Casaca Blanca y de todas salió victorioso. Por eso, por su carácter y por las enseñanzas que inculcó, fue nombrado Capitán del Batallón y Virrey de Sevilla por aclamación popular.

     Aquí conoció a un lugarteniente de alto rango, prácticamente retirado de los campos de batalla por la multitud de afrentas y sajaduras que sufrió en una de sus rodillas. Ambos formaron la mejor pareja de valedores que el Orbe balompédico ha conocido.

     Uno, el aragonés, ataviado con su lujosa y ancestral armadura nunca tuvo piedad con el rival. Heredó la mayor de las consignas del mejor estratega bonaerense que ha existido y existirá y con el que comparte la profesión de galeno: ¡Al enemigo, ni agua!¡Pisadlo…!

     El otro, valenciano, y gran sucesor en la Capitanía, heredó el carácter vanidoso, narcisista y despiadado del mismísimo Dorian Gray. ¿Su don? Ningún rival ha sido capaz de mirarlo a los ojos en algún lance del combate. Cuando se acercaba algún atacante, le echaba la soga y procedía a su ejecución futbolística.

     Entre ambos consiguieron construir una muralla infranqueable que nada tenía que envidiar a la que limita la metrópoli. Pablo Alfaro y Javi Navarro. Javi Navarro y Pablo Alfaro, hicieron realidad el sueño de toda una tribu futbolera que jamás había puesto bandera en ninguna cima. El aragonés, nunca tuvo la oportunidad de levantar preciado título alguno ya que su edad le obligó a emigrar a tierras del norte. Mayor es el orgullo que sentimos porque instauró el Orden, con mayúscula, impregnó de carácter y saber hacer al resto de sus compañeros y principalmente a Javi, “Oh, Capitán, mi Capitán” que consiguió izar nuestros corazones a alturas insospechadas por nuestros ancestros.

      ¡Ay, abuelo, si hubieras conocido a estos dos bichos…!

     Lágrimas en los ojos al recordar a uno de los Guardianes de Nervión que se encuentra en el tercer anillo de la Bombonera y que nunca conoció la década dorada de SU Sevilla.

     Aquí mi humilde homenaje a todos esos abuelos que conseguían olvidar el hambre cada vez que su Equipo salía victorioso de alguna contienda. Aún recuerdo sus batallitas y sus recuerdos de bancos de cemento viendo correr por las praderas sevillistas, así sea en San Bernardo como en Nervión, a la delantera Stuka, Pedro Berruezo o las paradas del vasco Eizaguirre, el mejor portero que tenido el Sevilla en su historia según él. Amén.

     “¡Miembros de la tribu! Abiertas están las Puertas del Paraíso terrenal de La Morada”.

     “¡Presentad vuestros respetos a D. Pablo Alfaro Armengot y D. Francisco Javier Vicente Navarro!”.

Categorías:Los dioses Etiquetas:
A %d blogueros les gusta esto: