Inicio > Mis batallas > 24 de Mayo. Recuerdos celestes y rosas

24 de Mayo. Recuerdos celestes y rosas

Para nada se ha vuelto un moñas este guerrero que os escribe. Lo que pasa es que ayer volví al ligar de los hechos. Como por azares del destino, nada que ver con el impresionante  post de ayer de Comodoro, ayer volvía a mi Colegio. La entrega de un Curriculum fue el motor que impulsó mis pies y el resto de mi cuerpo hacia Élla.

Banderas celestes y rosas, rosas y celestes engalanan la entrada, esa calle que se hace pasillo principal para la Trinidad cada Sábado Santo. Nada que ver con un día cualquiera de Semana Santa. Esto es mucho más…

Recuerdo con alegría días de fiesta en el Colegio, las selecciones de fútbol sala de cada curso se enfrentaban, había cine e incluso una barbacoa al finalizar los encuentros. Yo recuerdo también ese patio grande, lleno de columnas con fuste de sección cuadrangular en un burdeos intenso dónde se marcaban las pisadas de aquellos compañeros, que lo mismo que yo, teníamos la costumbre de deleitar a nuestro estómago con esos exquisitos bocatas de salchichas de FP o esas cuñas que recordaban a tiempos pasados… Digo tiempos pasados porque según me cuenta el Niño del Zurraque, en estos días era muy frecuente ver a esos sacerdotes, con la saya remangada y dándole patadas a un balón para disfrute de los chiquillos…

Pues sí, hoy es 24 de Mayo, día de María Auxiliadora. Para mí, sólo hay una, la catalana de la Basílica de aquí al lado, las demás son copias. Nada que ver con la opinión de mi padre, criado a caballo entre Triana y Sevilla, campeón con sus dos equipos de baloncesto y posiblemente, campeón también en veces expulsado de sus aulas. Cosas de la infancia del finales de la década de los 50, década de los “correazos”, el regletazo en la yema de los dedos y esos golpes contra la pizarra. El autor de dichos hechos, el mismo que horas más tarde lo ves con color de árbitro, pero sin calzones y bien remangado…

Por suerte no conocí a esos señores; las épocas cambian, las costumbres cambian y el buen rollo imperaba en la mayoría del tiempo…. Compartí profesores (curas todos…) décadas después. Pero unos estaban chocheando y a otros no se les permitían esas cosas…¡¡lógico!!

Pues sí, hoy es día de sacar la bandera, es día grande en los salesianos y además no había clases, qué más se podía pedir. Con esas edades era lógico tratar de escaquearse de alguna clase y ayudar a preparar el gimnasio o el patio grande, según el año. E incluso el propio Santuario, como será para mí, mas que haya “crecido” a Basílica.

No quiero dejar pasar la oportunidad de recordar, aún más pequeño, no estaba mi personilla deambulando por esos patios,  ese día 24 de Mayo. Domingo, Colegio Sagrado Corazón, creo recordar 10 de la  mañana… y después, calle Teodosio, garaje amplísimo con entreplanta y un lugar ideal para ensuciar esos pantalones azules de pinzas comprados en el Corte Inglés para tal ocasión y darle patadas a un balón que apareció de la otra Comunión… Hoy hace años que psicosevillana, la primera del clan hacía su Primera Comunión y como no podía faltar a su cita, el Niño del Zurraque le cantó sus sevillanas dedicadas que previamente se había encargado de distribuir a espaldas de su ahijada para que su cuñá también las cantara…

Después de este inciso, decíos que hoy en Triana es un día si cabe mayor. La “Sentaíta” esta tarde a eso de las seis y cuarto de la tarde estará por las calles de su Triana para atraer a esos niños a su regazo…

Recuerdos de la infancia y de la adolescencia, Colegio Salesiano, banderas celestes y rosas y al fondo….una mirada….un hombre bueno que trataba de acercarse a todos a través de Élla…

Anuncios
  1. 24 mayo, 2011 en 1:22

    Rendidos a tus plantas,
    Reina y Señora,
    los cristianos te aclaman
    su Auxiliadora.

    Yo tus auxilios
    vengo a pedir,
    Virgen Santísima,
    ruega por mí.

    De este mar tempestuoso
    fúlgida estrella,
    cada vez que te miro
    eres más bella.

    Guíame al puerto
    salvo y feliz,
    Virgen Santísima,
    ruega por mí.

    En las horas de lucha
    sé mi consuelo,
    y al dejar esta vida
    llévame al cielo.

    En cuerpo y alma
    me ofrezco a Ti,
    Virgen Santísima,
    ruega por mí.

  2. MoraDama
    24 mayo, 2011 en 8:57

    Muy bonito el post, aunque una vez más hagas hincapié en que todo lo tuyo es lo mejor y lo demás son copias, jajaja.

  3. 24 mayo, 2011 en 10:26

    No no…no digo que lo mío sea lo mejor. He hecho alusión a que sólo conozco una María Auxiliadora y para mí, para mis adentros, sólo existe la de la Trinidad. Hay miles de imágenes que la representan pero por mis vivencias, y separándolas de las de mi padre, por ejemplo, que vivió con las dos, yo cuando pienso en MªAuxiliadora la hago en la pequeñita que vino de Barcelona. Sólo eso…

  4. Mayte
    24 mayo, 2011 en 17:47

    “Que haya alegría,
    que no falte el cante
    a su alrededor
    que ya hizo la Mayte
    su Primera Comunión…”
    Este es el estrbillo de las sevillanas que me hizo el Niño de El Zurraque cuando hace hoy 24 años hacía mi Primera comunión, como recuerda el Guerrero.

    “De paje en su comunión
    la giralda quiere ir
    repicando sus campanas
    pa que te puedas lucir….”

    “Las flores del campo tienen
    envidia de su belleza
    del estilo y de la gracia
    y de ese don de princesa….”

    Muy fuerte que aún me acuerde de esas letras que sigo teniendo a buen recaudo y que me gusta recuperar de vez en cuando y releerlas…
    De Mª Auxiliadora, muchos recuerdos, mis primeras salidas con amigas presumiendo y tonteando con los chiquillos, mi hermano vestido de Caballero de Mª Auxiliadora, la velá en el patio del Colegio Salesiano…
    qué recuerdo más bonitos, gracias una vez más guerrero por tus palabras, y gracias por hacerme presente en ellos.

  5. 24 mayo, 2011 en 20:42

    Hacía tiempo que no me emocionaba como me emocioné esta tarde cuando me puse a leer este gran artículo escrito por el Guerrero. Felicidades!!

    Para mí, desde niño, sólo hubo dos imágenes de María que me llenaban el corazón, la Señorita de Triana y “La Sentaíta”. La Señorita porque me parió una extremeña muy cerca de su Capilla y tan enamorada de Élla que impregnó todo mi cuerpo de Patrocinio. “La Sentaíta” porque desde los siete años es mi faro y mi guía. Pero por fortuna entré en los Salesianos de la Trinidad dónde me encontré esos ojos tan divinos y sevillanos que tiene esa pequeña pero maravillosa imagen de María Auxiliadora que me enamoraron. Me emocioné al recordar esos partidos de fútbol dónde participaban los curas con sus sotanas recogidas y de esas fiestas con sus tómbolas y sus patios engalanados de celeste y rosa.

    Felicidades de nuevo por el artículo que me hicieron regresar a mi niñez.

  6. 24 mayo, 2011 en 20:45

    Me emocioné cuando leí el artículo maravilloso del Guerrero dedicado a MªAuxiliadora pero cuál fue mi sorpresa cuando me encontré delante de mis ojos, esas sevillanas que un día escribí para psicosevillana (mi sobrina y ahijada).

    No pude contener que alguna lagrimilla se escapara de mis ojos al recordarla y que con tanto cariño escribí para esa preciosa niña. Gracias por recordármela…

  7. 25 mayo, 2011 en 0:07

    Gracias Tito. Para mi siempre fuiste alguien muy especial. Ademas de ser mi tío y mi padrino de bautismo, me identificaba contigo por mi gusto por la lectura, mi gusto por la escritura, por el. Nudo de las letras en general… Me encantaba leer las cosas que escribías y ver tus impresionantes dibujos… Como no iba a recordar esas sevillanas que supe valorar conscientemente por primera vez cua do las recibí el día antes de mi comunión encuadernadas y se que hechas con todo el cariño que me profesas, el mismo que yo a ti.
    Las de mi boda para el viernes, que ya hace 5 años que me las cantaste junto al guerrero para que las bailara con el que en aquel momento ya era mi marido.
    Gracias Tito por todas esas cosas y todos los momentos que me ha permitido compartir y vivir contigo y que siempre formaran parte de la memoria de mis recuerdos.

  8. Comodoro
    25 mayo, 2011 en 8:26

    Chicos del “Valverde”, la ternura de vuestras palabras, las he sentido como mias porque de alguna manera a mi tambien me han transportado a mi infancia trianera.
    Un besito para todos y que estos momentos intensos y familires os unan mas si cabe

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: