Inicio > El filósofo de Nervión > Todo llega a su fin..Una pena.

Todo llega a su fin..Una pena.

     Hoy quería hablar de la tercera victoria liguera del Sevilla, de cómo nuestros jugadores “dirigidos” por la dupla Álvarez-Tevenet sacaban esto adelante, de la previa del partido del Jueves en Dortmund y muchas cosas diferentes más. Siempre desde el punto de vista de un corazón blanco y rojo.

     Pero hoy no voy a hablar de nada de eso, hoy toca hablar de cómo nuestro/tu/mi Sevilla ha dado un nuevo giro a su proyecto. Primero fue la marcha de Juande, luego el acoso injustificado que recibió Jiménez desde que debutó en aquel partido contra el Valencia en el Sánchez Pizjuán, ni los resultados (bastante buenos) le dejaron trabajar tranquilo y cuando éstos le fallaron pues ya no había sustento posible. Ahora, tras el fracaso europeo, la mala imagen en la vuelta de la Supercopa ,  y ya no los resultados sino la imagen de juego, ha caído el Mariscal.

     El patrón es bueno, pero no ha dado resultado. Querer volver a jugar al fútbol como en la época del Traidor es una quimera, y más si en tus filas no tienes a Daniel (ese era su nombre cuando llegó), Poulsen, Javi Navarro,Adriano, Maresca o Martí… o si los que tienes ya tienen unos años más y se les empieza a notar que el tiempo no pasa en balde y que por mucho que nos duela, nuestros jugones se han hecho mayores.

     Los entrenadores siempre se han caracterizado por sus sistemas, sus métodos o su carácter. Hay muchos entrenadores considerados defensivos, otros marrulleros , los hay del trivote y del rombo, e incluso los que juegan con líberos todavía.

     Por el Sánchez Pizjuán hemos visto casi de todo, tuvimos a Bilardo, a Cantatore, a Aragonés, Caparrós, Juande , Jiménez… y se sabía a qué se jugaba. Te gustaría más o menos, pero tú sabías lo que ibas a ver cada domingo ( o entre semana).

    Yo esta temporada no he sabido a que ha jugado nuestro Sevilla, y no lo sé… sé a qué ha querido jugar o a lo que por momentos ha querido jugar. Y cuando (aunque haya sido poco ) lo ha hecho, he disfrutado… pero eso solo es suficiente para un simple aficionado que es feliz sólo con ver a su equipo. Pero el Sevilla ya no es eso, ya cantamos el “Otro año igual” si ganamos un título, ya no vamos a la Puerta de Jerez sino al Ayuntamiento,  ahora tenemos hasta 5 o 6 camisetas diferentes cuando antes era ¿te has comprado la blanca o la roja?, ahora somos casi 40000… han cambiado muchas cosas.

     Y si bien Álvarez “consiguió meternos en Champions “  el año pasado y ganar la final de la Copa del Rey, porque el ganó la final de la Copa del Rey o ¿fueron los jugadores?, porque si Antonio ganó la final de la Copa, fue Jiménez el que ganó los dieciseisavos, octavos , cuartos y semifinales de la Copa no? Ah! No , no… que eso eran los jugadores, mala memoria. 😉

     Se quejaba de que no había tenido tiempo de preparar a su plantilla, cosa que era cierta. Este año tuvo su premio, tuvo su plantilla, su pretemporada y no ha mejorado lo que había. De hecho, a mí me ha reafirmado en lo que pensaba. Jiménez caía mal a la prensa, Álvarez no. Pero es que por muy bien que caigas si no cumples… a la calle.

     ¿4-4-2 o  4-3-3? Ese ha sido el debate de este año, cuando lo importante son los jugadores, no el sistema. Ellos son los protagonistas, los que se tienen que sentir importantes. Todos hemos visto (en la época buena) a Martí de lateral derecho, de mediapunta, a Poulsen de central, a Renato en bandas, a Alves de delantero… no se qué sistema usábamos, si trivote sin una banda o con  dos medios destructivos. Los jugadores hacen el sistema, ellos con una mezcla de libertad y de disciplina… solo eso.

     Ayer volvió a cambiar de sistema, y le fue mal. Aunque si bien es cierto el Sevilla si llega a estar fino otro gallo hubiese cantado… o no. Acosta tuvo dos , una de ellas muy clara. Y en la segunda parte Negredo y Romaric no apuntaron bien con mucho a favor e incluso hubo un penalti por placaje a Capel. Aparte de eso, nada más. Un equipo roto, andando por el campo, sin creatividad en el mediocampo, ni profundidad en bandas y mucho menos veneno arriba. Con todo lo que se jugaba ayer Antonio, salió de inicio sin Perotti, Negredo y sin mediocampo creativo.  Y con dos jugadores ( que ha intentado recuperar) con los que no contaba al principio de liga y que incluso estuvieron a punto de salir del club, Romaric y Acosta. Se la jugó, y le salió mal. (Quizás Antonio pensaba que se la jugaba el Jueves en Dortmund).Pero ya no es que le salga mal, sino que encima parece que no se da cuenta y no reacciona…

    Ayer volvimos a tener fallos defensivos, y entre ellos los goles. Penalty absurdo de Zokora y un 6 para 4 en el segundo gol. Lo mismo de toda la temporada, fallamos mucho atrás y lo pagamos muy caro.

     Los cambios vinieron a poner de manifiesto que prescindir de Perotti y Negredo había sido un error. Pero ya ni por esas, el Sevilla ya estaba deseando que llegara el final. Y para colmo perdiendo 2-0, va y saca a Guarente para “reforzar el centro del campo”. Teniendo a José Carlos que aunque no ande fino, tiene gran zurda y esa chispa ( si quiere) que te puede meter en el partido. Pero no, pieza por pieza  fue el cambio. Zokora, muy mal ayer, era el sacrificado.

      A la desesperada, y con Capel en banda derecha (desaparece totalmente en esa posición ) llegó el final del partido, y lo peor (o mejor)el final de un ciclo.

     Se ha ido Álvarez, como se fue Jiménez, como se fue Caparrós. Porque a los tres les echaron, de maneras quizás diferentes pero se les echaron. Porque el Sevilla ha crecido mucho, por resultados y por mala fe… los tres eran de los nuestros. Los tres sevillistas de corazón , criados en la casa, de Utrera, de Arahal y de Marchena. Ahora viene uno de Bailén, también de pueblo,  pero como nos pilla más lejos se le dejará tiempo para trabajar sin agobios ni insultos y descalificaciones. A parte, es el que toda la afición ha querido tener “desde shiquitito” ¿no? Pues ya lo tenemos, empieza la era Manzano. Esperemos que no nos acordemos de los anteriores y que podamos disfrutar todos juntos, todos a una, sin división de lo que queda de temporada y mucho más.  Con humildad y respeto.

     Ahora nuestro/mi/tu entrenador es Gregorio, como antes lo fueron Jiménez y Álvarez y por eso le apoyaré siempre. Porque defiende el mismo escudo que yo y porque a mí no me sale otra cosa del corazón  que no sea defender a todos los que estén conmigo. Y si llevan mi escudo son de los míos.

     Como dijo Johann W. Goethe “Cuando el hombre no se encuentra a sí mismo, no encuentra nada” , eso tenemos que hacer todos , mirarnos en el interior , encontrarnos y juntos volver a encontrar a ese Gran Sevilla.

     AS_FdN

Anuncios
Categorías:El filósofo de Nervión Etiquetas:
  1. 27 septiembre, 2010 en 19:38

    Para variar todo esto huele a Nervión. El portatil está latiendo como lo hace mi corazón al pasear por Gol Norte con cualquier cántico biri.
    Ya sabes que no somos de una foma de pensar muy parecida. Yo cuando se fue el Traidor, me pareció ideal que Manolo se hiciera cargo del equipo. Todo iba tan bien que por qué uno de la casa,que tan bien lo había hecho con el filial, lo iba hacer peor. Pues, cosas del destino, lo hizo mucho peor. ¿Por qué? No ganó ningún título y el equipo jugaba francamente mal. Somo el Sevilla FC, pero el de este siglo, no el que se arrastraba por segunda ni el que recibía 8 goles en La Romareda, ni el que aplaudía a Moisés el día que él quería. Es el precio del éxito, ¿problema? Bendito problema. Yo quiero un equipo que se cargue a su entrenador, por mucho de la casa que sea, cuando regale una Supercopa de España y pierda, haciendo el ridículo ante un mal equipo, la opción de jugar con los mejores.
    Siempre insist en mi comentario, si no podemos criticar al entrenador por ser de la casa, y todo lo va a hacer bien, porque es el SFC el que le paga, que echen ahora mismo a Manzano, que no realic su segundo entrenamiento,y que pongan al Filósofo de entrenador jefe, o a mi madre, que también le late el corazón con la Sagrada Casaca Blanca y llora cuando corresponde y que en cada corner remata, cual tic nervioso.
    Lo siento, pero eso a mi no me vale, y acepto que el equipo es peor y que a Monchi hay que darle un toque de atención y quizás al Presi para que sus comentarios sean más comedidos, pero era insostenible la situación.

    El otro día tuve una conversación, en clave sevillista, con el Capitán – ya lo conoceréis- y él me vendía que Álvarez fue un gran futbolista y que había aprendido un pokito con el de Utrera, un mucho con el Traidor,…y que estaríamos de acuerdo en que podía ser un buen entrenador. Yo me pregunto, si el aval para ser un buen entrenador puede ser haber sido un gran futbolista, ¿por qué Argentina si tenía al mejor futbolista de la historia, no ganó el Mundial de calle? Nada, que eso no cuela…

    Bueno, desde La Morada, le damos la bienvenida a un entrenador con experiencia, que ha entrenado en muchas categorías de nuestro futbol, que domina la liga, que fue capaz de obtener resultados en un Atleti en ruinas y que con el Mallorca, con 13 o 14 jugadores decentes se quedó a las puertas de descorchar un botellón de cava…

    Gregorio ten muy claro que si no cumples las expectativas, el filósofo no sé, pero yo te arrearé con todas mis fuerzas…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: