Inicio > Mis batallas > ¿Qué haces ahí, Madre?

¿Qué haces ahí, Madre?

     Me asomo a la caja tonta, en estos tiempos más tonta que nunca, y veo un Estadio, supuestamente destinado a ser OLÍMPICO, y en él un montón de personas, que por supuesto, no llenan dicho recinto, y que se hacen llamar feligreses.

     Al fondo, estás TÚ y me surge una pregunta:¿Qué haces ahí Madre?

     Tu imponente porte, esa cara morena y esas lágrimas que reflejan los rayos de sol que entran por los techos del cielo de un lugar destinado al deporte. ¿Por qué te hacen esto, Madre?

     Hoy, 18 de septiembre el Papa Benedicto XVI tiene a bien mandar a uno de sus secuaces para Beatificar a una mujer, por lo que he escuchado madrileña, por lo que he visto muy querida por las Hermanas del convento. Perdonen mi ignorancia, pero ¿por qué me surgen tantas preguntas sobre esta mujer y ninguna duda sobre Sor Ángela?

     Sor Ángela, siempre estuvo en boca de todos los sevillanos, y siempre lo estará…era diferente.

     Esta mujer, ya Beata, fue sucesora de Sor Ángela. ¿Cabe alguna duda de que sea una buena mujer? Pero, ¿el resto de Hermanas del Convento que dan sus vidas a los pobres no se merecen ser Beatas y posteriormente Santas? Supongo que esto es consecuencia de la política que rodea todos estos temas. ¿Los culos sucios de los enfermos que limpiaba María de la Purísima son más valiosos que los que limpian cualquiera de las demás hermanas? Una pena…

     Y vuelvo al tema que realmente me trae a mostraros mi más sincera y rotunda indignación, Beatificaciones aparte. ¿Por qué está La Macarena en un recinto nada apropiado a su grandeza? ¿Por qué un grupo de hermanos de la tribu macarena, por pertenecer al clan supremo de mandato, se permiten el lujo de sacarla a Élla y llevarla a ningún sitio?

     Se escuchan por las calles de Sevilla, críticas  a la tribu amarga y silenciosa de San Juan de La Palma, por no participar de este evento. Perdónenme, éllos con gran sapiencia, responsabilidad y saber hacer, se han negado a mandar a sus Sagrados Titulares a ningún sitio, a celebrar algo que no va con ellos por mucha devoción que esta buena mujer tuviera.

     Otra duda me surge, si en vez de estar presente La Macarena, oigan bien, La Macarena, ésa que es la Reina, la Madre, el Faro, la Luz de los sevillanos, hubiese estado presidiendo el Acto una imagen que no tuviera esa devoción, ¿Habría ¾ de entrada en el estadio “olímpico” para asistir a la Beatificación de esta buena mujer? Todos sabemos la respuesta.

     Queridos hermanos pertenecientes a las Juntas de Gobierno de nuestras tribus cofrades hermanas, volvamos a ser lo que fuimos, como dijo Blas Infante, dejémonos de fiestas, de salidas sin sentido y de JUGAR con la devoción de los fieles para su regusto personal y llenar sus respectivos pechos con medallas de aire. Una hermandad no es más seguida por las veces que salga a la calle, ni una imagen tiene más devotos ni por sus enseres, ni por el número de flores de sus exornos ni por las chicotás vacías que no van a ninguna parte. Una imagen como Élla, me atrevo a decir que no debería salir ni en Semana Santa, que no le roce ni el aire allá por la Amanecía de cada Viernes Santo.

     Para terminar, no me quiero olvidar de la mía, de mi tribu. ¡¡¡Cuántos errores cometemos!!! ¡¡¡Cuántas veces tendremos que pedir perdón!!! Más de lo mismo, capricho de muy pocos, ¿consultarle al resto de hermanos? Para qué…

     “Como esto es mío, piensan los ingenuos, no se hable más tal día a la calle a pedir por no sé quién…” Básicamente esas fueron las palabras de un Hermano, el mayor de todos, porque así lo ha querido Él.  Pues nada, a pedir por unas personas que nadie conoce, que por supuesto nadie duda que están necesitados, y yo me vuelvo a preguntar, ¿en Sevilla no hay perdonas necesitadas, muy necesitadas?¿En Andalucía no hay personas necesitadas, muy necesitadas?¿En España no hay personas necesitadas, también, muy necesitadas? Sí, claro que las hay, pero pedir por ellos no vende, no hay publicidad detrás. Aprovechamos, como ha hecho la Iglesia toda su vida, y aprovecharnos de los más necesitados, anónimos y desconocidos todos, de Haití, para llenar nuestros pechos de medallas…”Po pa ti esas medallas…”

     Perdonen la falta de imagen para acompañar el escrito pero Una, porque no se merece estar en un escrito tan duro, y la otra, porque no me apetece, hacen que este post se transforme en una sucesión de palabras críticas que sólo servirán para que este guerrero se lleve algún palo. Me apunto esta, otra batalla perdida…

Anuncios
Categorías:Mis batallas Etiquetas:
  1. Helio
    18 septiembre, 2010 en 13:23

    Debes de pensar, querido guerrero, que todos los temas en este reino de Hispalis, no tienen por que tener un como y un porqué.

    Las cosas en esta tierra son como son… vanales, interesadas, sín sentido, con mucho sentido… en fín. Son muchas las causas para este acontecimiento. Como bien dices, la política, las ganas de muchos de seguir figurando, la figuración de muchos otros. No esperes mucha crítica, pués no cabe crítica ninguna.

    Todos sabemos la incongruencia de este día, pero a la vez todos sabemos la necesidad de aumentar la autoestima de algunas personas que se ven desplazadas en esta Hispalis de “mi arma” cada vez más necesitada de valores tangibles, como bien pudiste comprobar en el día de ayer, donde nadie, absolutamente nadie acudió a la llamada de unos de los jefes de tu tribu. Aparte no hablemos del agape posterior a dicha llamada, el cual no existió nunca.

    Un abrazo de un guerrero callado.

  2. 18 septiembre, 2010 en 17:31

    No disimules tu poder escondiendo la última S de tu nombre. Como todos sabreis, Helios, Helio en esta morada es el Dios del Sol, el que todo lo ve en su paseo diario y el que se l guarda para sí por no molestar.

    Gracias por tus palaras de apoyo. Sabes una cosa, al final hay muchísimos miembros de este metropoli que piensan lo mismo que nosotros lo que pasa es que noo se atreven a salir de este borreguismo que persigue a esta civilización.

    Dale besos a Selene, tu diosa Luna…de parte de un humilde e indignado guerrero que ya sabes que de callado poquito.

    • Helio
      19 septiembre, 2010 en 16:50

      Primero de todo comentarte que mi poder es vanal al la do del tuyo, guerrero. No dispongo de una lengua tan perspicaz como la que tu guardas en tu garganta y la cual dejas en libertad de vez en cuando para ira de algunos.

      Manifestarte asimismo que tendras el apoyo de este Dios del Sol, cuando así lo solicites, pues yá sabes que mis fuerzas estarán siempre contigo a fín de librar esas infinitas batallas en las que te inmusculles tan a menudo.

      Por último decirte que mi Selene se encuentra mejor de sus posaderas en el día de hoy.

      • 19 septiembre, 2010 en 16:56

        Será un placer compartir con tan valiente guerrero mis batallas, las perdidas,las pocas que perderemos y las que ganaremos le pese a quien le pese.
        Un abrazo.

  3. 18 septiembre, 2010 en 17:59

    Bueno guerrero tocas un tema bastante controvertido, y más en nuestra amada Híspalis, y lo sabes…
    En principio te diré que la Beatificación es un proceso, no cualquiera puede serlo igual que no cualquiera puede ser Santo. No basta sólo con llevar una vida ejemplar de ayuda al necesitado y olvidar su vida en beneficio de los demás, que también, y aquí cabría nombrar a todas y cada una de las Hemanitas de la Cruz, y tampoco vale más el culo que lava esta madre María no sé qué que han beatificado. La que vaya a ser “titulada” beata necesita haber realizado un milagro (creo) y para llegar a ser Santa tres (también lo creo)… Así que en principio esta Madre ha realizado un milagro demostrable y comprobado por la Santa Sede . El que me conoce sabe que soy una escéptica con estos temas, pero supuestamente todo el que se haga llamar cristino debe creer en estos milagros y en su existencia.
    Respecto a que La Macarena haya realizado esta salida extraordinaria, volvemos al tema de siempre. A mi no me molesta que salga, al contrario me encanta y de hecho iré a verla de regreso ya por su/mi barrio, y puede que muchos de los que tanto critican estas salidas y estos alardes de locura también lo hagan y se camuflen tras cámaras de fotos y trípodes… aunque cuando le preguntes se muestren rancios y reacios a que esto se haga.
    Lo del Estadio Olímpico, personalmente no me gusta el escenario, pero es el que hay. No me ha gustado tampoco verla entre gradas deportivas, lo que pasa es que cuando la veo paso de todas estas polémicas y sólo me dedico a disfrutarla y dejarme llevar por su belleza y dar gracias por poder verla en la calle, en la Basílica o cruzando el río….

  4. 18 septiembre, 2010 en 18:13

    Es justo ese el problema que tenemos. Acepto, porque no soy quién para lo contrario, lo del milagro, pero fíjate que tú misma me das la razón. Eres incapaz de decir su nombre completo y sin embargo, te vas corriendo a ver a la Madre de todos los tribales de esta metropoli. Es evidente que si la miras a la cara se teolvida todo, los que la traen, los que la llevan, el lugar dónde se encuentra e incluso todos los beaos y sntos del cielo, pero insisto ¿por qué jugamos con lo más grande que tenemos?

  5. rebeca82
    18 septiembre, 2010 en 18:38

    Estoy bastante de acuerdo con las palabras de Mayte. Yo no me considero una buena cristiana y mi fe es limitada, pero si admiro las imágenes que representan el pensamiento cristiano. Pero, puesto que lo que admiro son solamente las imágenes, no lo que hay tras ellas, no tengo ningún problema en ir a verlas siempre que salgan a las calles porque es un acto muy bello. No soy de las personas que van a verla y mientras la observan pasear por la calle piensan: ¿Cómo te hacen esto? ¿No estarías mejor en tu casa tranquilita?
    También coincido contigo, guerrero, en que en la mayoría de estos actos fuera del período de Semana Santa no los someten a votación con todos los hermanos que, quieran o no algunos, son los que hacen posible el mantenimiento de estas reliquias. No, esto sólo lo deciden cuatro gatos que lo único que quieren es figurar como los máximos responsables de ellas y que el mero hecho de mirar por encima del hombro a un hermano “inferior” hace que, desde mi humilde opinión, no merezcan el cargo que ostentan.
    Como dices, está como tantas otras batallas está perdida.
    1 saludo.

  6. 19 septiembre, 2010 en 9:51

    Guerrero siento discernir, pero no te doy la razón….jejejeje…. No soy capaz de recordar ni de retener el nombre de la beatificada, porque hablando en plata, no me ineteresa. Y sí salgo corriendo a ver a la Madre, no a este que han beatificado, sino a la Madre con mayúsculas para mí, a la Esperanza Macarena, porque me encanta, porque se lo debía desde hace mucho tiempo y me lo debía a mi misma, y sí puedo ir a su casa cuantas veces quiera a verla y disfrutar de Ella, pero me gusta más verla en la calle… y sentí muchas muchas cosas que no sentía desde que la vi de pequeña en la calle Parras de la mano de mi padre, sin que el bullicio me dejara poner los pies en suelo…

  7. 19 septiembre, 2010 en 10:52

    Yo no voy al hecho de que nos guste o nos deje de gustar ver a nuestras Sagradas Imágenes en la calle. Voy al hecho de que las saquen sin motivo aparente, como la película. Ni La Macarena necesita salir a la calle para engrandecer su nombre ni su admiración mundial, ni los ciudadanos de esta metropoli necesitaríamos que saliera a la calle para verla.
    Como dato, que conoces perfectamente, te diré que en los libros dónde se recogen todos los ritos y leyes que rigen los designios de una tribu cofrade, sólo se recoge como salida procesional la correspondiente Estación de Penitencia en dí establecido. Todo lo demás es parafernalia y excusas carentes de sentido.

  8. 19 septiembre, 2010 en 11:07

    Sí, tienes razón son parafernalias, no necesita hacer alarde de nada para ser querida y admirada como lo es ni para despertar la devoción de nadie, y sé que las reglas de la tribu así lo indican, pero insisto en que no me parece mal en que en determinada ocasiones salga a la calle. Lo que sí es verdad es que esta decidión debería ser tomada en consenso de todos los hermanos y esto no siempre es así. Las Juntas Directivas de las Hermandades creen que son suyas en el periodo de sus mandatos y hacen lo que consideran oportunos olvidándose en ocasiones del verdadero sentido de la palabra Hermandad… Ahí sí te doy la razón.
    Por cierto qué película?????

  9. 19 septiembre, 2010 en 11:24

    La película es Sin motivo aparente, como digo en el comentario…Plícula de bajo presupuesto, como todas nuestras tribus cofrades, en el que un grupo de ladrones al más puro estilo de unos miembros de Junta de Gobierno, llevan a cabo un secuestro, el mismo que hacen dichas Juntas de “sus” imágenes…es de Samuel L. Jackson.

  10. 19 septiembre, 2010 en 17:22

    el guerrero :
    La película es Sin motivo aparente, como digo en el comentario…Plícula de bajo presupuesto, como todas nuestras tribus cofrades, en el que un grupo de ladrones al más puro estilo de unos miembros de Junta de Gobierno, llevan a cabo un secuestro, el mismo que hacen dichas Juntas de “sus” imágenes…es de Samuel L. Jackson.

    Ahhhh!!!!! vale, jejejeje, no lo había cogido…. toy fatal mi arma, tengo un depiste, por no llamarlo de otra manera….jajajaja

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: