Inicio > Mis batallas > La batalla del Biciclo

La batalla del Biciclo

     Desde hace unos años llevamos sufriendo en  mi querida ciudad, Sevilla, la locura y temeridad de un edil que ha perdido los papeles y un Ayuntamiento en completo declive.

     La batalla del biciclo empezó cuando a un loco, por llamar la atención y conseguir los futuros votos de una minoría, no tuvo otra brillante idea que crear un proyecto de miles de millones de euros que en vez de destinarlos a crear nuevos puestos de trabajo, en la segunda ciudad de España con más paro irían a parar a la construcción de un carril bici. ¿Alguién veía por la ciudad alguna bicicleta, mas allá de algunos triciclos maneados por pequeños indurains por el Parque de las palomas?

     Pues sí, y como esta ciudad tiene su idiosincrasia, pues el señor alcalde y el pleno de la Plaza Nueva dieron el visto bueno a un carril de decenas de kilómetros, verde, en homenaje al centenario del Real Betis Balompié, ¿ridículo verdad?, pues más lo es si cabe, ya que desde 1992 con motivo de la celebración de la Exposición Universal existe en el recinto de la Isla de la Cartuja un carril bici de loza color carmesí, color del Pendón y Emblema de ésta, nuestra ciudad.

     Más allá de colores, no sólo se gastó el dinero en convertir esta capital, grande, le pese a quién le pese, en algo menor sino que se empeñó una y otra vez, una y otra vez, en levantar sus calles. Mareas de polvo, ladrillos rotos e inutilizables, cambios en los recorridos del servicio público, así como imnumerables molestias a sus vecinos…y todo por una obra tan absurda como chocante estéticamente hablando.

     Este señor, su teniente, así como el resto de  su ayuntamiento se van a la cama todas la noches sin pensar en el daño tan terrible que le han hecho a la ciudad. Recuerdo noticias en prensa escrita y televisión en la que aparecían unos padres preocupados por la integridad física de sus hijos ya que el carril bici pasaba por la puerta de una guardería y colegio de primaria. Os explico la imagen: pequeñas criaturas indefensas cargaditos con sus canastos arrastrados por la calle en la misma puerta de su guarde. Ni que decir tiene que los pequeños no sufrirían, en absoluto, debido a que la velocidad con la que circulan por el carril bici harían que perdieran sus vidas en el acto. Quizás sea esto en lo que se escudan los inquilinos de la Casa Consistorial, en que no sufrirían…

     En la siguiente imagen, podéis comprobar que no es capricho del guerrero la crítica que expone en estas líneas.

 

     Si uno se fija levemente, podrá comprobar el grado de insensatez y de temeridad al que puede llegar un Ayuntamiento con tal de hacer lo que le viene en gana. Ronda de Capuchinos, enfrente de la gasolinera, Iglesia de San Hermenegildo. Se puede ver, o mejor dicho, no se ve, la acera. ¿Ha sido abducida? No, en su lugar ha aparecido una franja verde que responde al nombre de carril bici ¿Y por dónde paseamos los peatones?¿Por dónde tiro para ir a La Pastora a comer pescaíto frito? No te preocupes, se ha colocado una placa de prioridad para el peatón y Santas Pascuas…

     Por último, la peor consecuencia de todo esto. Como además de todo, el carril bici está instalado en la acera y como esta sociedad, en la que todo vale,  es tan liberal, le das la mano y te toman entero,…pues los ciclistas, lo entrecomillo porque algunas van de la pena por verlos circular al temor por el porrazo que se van a dar, circulan sin respetar señales de tráfico ni nada que se les parezca, pasando de la acera a la carretera sin mirar, llevando tal velocidad que provocan, irremediablemente, accidentes entre los peatones.

     Señores conductores de bicicletas, antes de salir de vuestras casas aprendan modales y tengan en consideración a la pobre viejecita que baja en babuchas de cuadros a comprar el pan, al perrillo que corretea por los parques y plazuelas haciendo sus necesidades o al infante que aprende a caminar por nuestras calles.

     La última crítica, de momento. Me cansa ver a las parejas de policía local deambular “patrullando” por las calles sin hacer nada. ¡Por favor! Los peatones necesitamos, por nuestra seguridad, que se empiece a multar a estos energúmenos a 2 ruedas, que son un grave problema para la ciudad y dejen de multar solamente cuando llega Navidad.

Anuncios
Categorías:Mis batallas Etiquetas:
  1. 25 agosto, 2010 en 18:25

    Totalmente de acuerdo en lo que al carril bici respecta. de hecho escribía también acerca de ello en mi blog (sin ánimo de hacer spam, jejej). Ya que lo han hecho, de aquella manera, pero lo han hecho y no nos queda más remedio que tragarnóslo aunque no entendamos nada de nada, al menos podrían dedicarse a dar un cursito a los “ciclistas” o temerarios a dos ruedas acerca de señales de tráfico y su significado, como por ejemplo el paso de peatones, que como su nombre indica es para que pasen los peatones no ellos a velocidades que a veces no consigue alcanzar ni un coche por algunas calles…
    Se le ha dado una prioridad absoluta en todo y por todo a estos “biciclitistas”del tres al cuarto. Resulta que los peatones nos enfrentamos a multas si nos pillan andando por el carril bici, pero a ellos no les ocurre nada si circulan a velocidades extremas por las aceras, lugar, en principio destinado a los peatones. Yo me hago tu misma pregunta guerrero de mi arma, ¿por dónde tenemos que andar los peatones? ¿Por dónde paseamos? ¿Quizá ahora tenemos que pasear por la carretera para que nuestras vidas sea un poco más emocionante?
    En fin ya lo has dicho tú y lo has dicho de maravilla… Ya que se hacen las cosas deberían hacerlas bien, sino mejor dejarlas como estaban!!!

  2. 25 agosto, 2010 en 20:17

    Creo que las Autoridades competentes están esperando a que el pueblo se arremoline y empiece a tomarse la justicia por su mano…
    Yo lo tengo clarisimo y una vez más te digo que: ¡¡Al ataque!!

  3. 25 agosto, 2010 en 22:27

    A mí no me palmees mucho, porque tengo cada oelotera con los ciclistas que no veas, cualquier día llego a las manos con más de uno!!!! Lo que más me jode es que encima toquen el timbrito de las narices cuando te ven cruzando por el paso de peatones, eso ya es que me mata del to!!!!! Y claro salto como una loca!!! jejejeje
    Ya me he peleado con unos cuantos… así que tengan cuidado al cruzarse conmigo!!!! jajajaja

  4. 25 agosto, 2010 en 22:31

    Ese es el espíritu que yo quiero.
    La llama está encendida, quién dijo que no podemos cambiar el mundo!!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: